• Inicio
  • Actualidad
  • Notas de prensa

28-07-2010

Resultados 1er Semestre 2010

BBVA gana € 2.527 millones y se afianza como uno de los bancos más sólidos y solventes de Europa

   angelcano450.jpg

  • Ingresos récord: de abril a junio, genera un margen bruto récord de 5.579 millones, gracias a su modelo de negocio centrado en la relación a largo plazo con el cliente, que sigue dando frutos, incluso durante la crisis
  • Diversificación: el 46% del margen bruto procede ya de economías emergentes con perspectivas de fuerte crecimiento
  • Refuerzo de provisiones: el buen resultado operativo permite incrementar de manera voluntaria las provisiones genéricas en 250 millones
  • Excelente gestión del riesgo: la mora se estabiliza a la baja (4,2%) por primera vez desde 2006, con mejoras en México, España y EE.UU.; la cobertura se incrementa en dos puntos porcentuales, al 61%
  • Solvencia: en un entorno adverso, BBVA supera las ‘pruebas de resistencia’ como una de las entidades más destacadas y S&P confirma sus ratings
  • Liquidez: los mercados han seguido abiertos para BBVA. El Grupo ha emitido 7.599 millones en deuda a largo plazo y ha captado  ¤ 19.371 millones de depósitos en los mercados minoristas
  • Capital: genera otros 20 puntos básicos de forma orgánica y mantiene el ‘core capital’ en el 8,1%
  • Recuperación de la actividad: crece la inversión crediticia (+4%) y la captación de recursos de clientes (+2%)
  • España: BBVA gana cuota de mercado en crédito en el último año (21 puntos básicos), especialmente en hipotecario (22 puntos básicos)
  • Beneficio atribuido: alcanza en el primer semestre los ¤ 2.527 millones (-9,7%). Todas las áreas aportan significativamente: España y Portugal (1.186 millones), México (798 millones euros), WB&AM (532 millones), América del Sur (453 millones) y EE.UU. (144 millones)
  • Dividendo: BBVA mantiene su política de abono en efectivo y ya ha realizado el primer pago a cuenta (0,09 por acción)

BBVA cerró el primer semestre del año con un beneficio atribuido de ¤ 2.527 millones (-9,7%) después de dotar  una provisión genérica para insolvencias adicional en el trimestre de 250 millones (el Grupo no dotó provisiones genéricas para insolvencias adicionales durante el primer semestre de 2009). Este resultado del Grupo refleja la excelente evolución de los ingresos, la fortaleza de sus resultados operativos y la potencia de su modelo de negocio, centrado en una relación a largo plazo con el cliente. En el segundo trimestre estanco, el beneficio atribuido de BBVA alcanzó los 1.287 millones, un 3,8% más que en el primero, lo que demuestra la resistencia y capacidad del Grupo de generar resultados positivos y recurrentes, incluso durante la crisis.

Los elementos más significativos de la evolución de los resultados de BBVA en el segundo trimestre han sido cuatro: sensible recuperación de la actividad, tanto en la inversión crediticia (+4%) como en la captación de recursos (+2%); recurrencia y calidad de los resultados, que se concreta en un trimestre récord en margen bruto; confirmación de las perspectivas positivas en riesgos, con una mejora de la tasa de mora del Grupo (4,2%), que desciende por primera vez desde 2006; y, por último, adecuada gestión del capital y la liquidez, que se ha visto refrendada por los excelentes resultados conseguido por BBVA en las pruebas de resistencia realizadas a la banca europea por parte del CEBS (Commettee of European Banking Supervisor).

En un entorno dominado por factores como el deterioro del riesgo soberano, el ‘downgrade’ del rating de distintos estados e instituciones financieras, unos mercados mayoristas tensionados, la caída de ingresos en la actividad mayorista, el deterioro de los márgenes de la banca minorista y el empeoramiento de la calidad crediticia global, el Grupo BBVA sigue demostrando su fortaleza trimestre a trimestre, fortaleza que se extiende a los principales capítulos de la gestión (resultados, riesgos, solvencia y liquidez) y a todas las áreas de negocio.

Actividad

Durante el segundo trimestre del año se observa un cambio de tendencia en la caída de la actividad comercial iniciada con el principio de la crisis en 2007, que se refleja en una recuperación de la inversión crediticia, con avances en prácticamente todas las áreas de negocio y señales de recuperación en las cifras de facturación a clientes particulares. Esta rúbrica crece en los productos de mayor vinculación y de menor riesgo como hipotecario comprador y préstamos a instituciones públicas y gobiernos, con una mejora de los diferenciales.

Los créditos brutos a la clientela del Grupo ascendieron en junio a 348.884 millones de euros, con un crecimiento del 4%. Es la primera variación interanual positiva desde hace cuatro trimestres.

En cuanto a los recursos de clientes, ascendían al cierre de junio a 508.659 millones (+2%). Destaca en el segundo trimestre la positiva evolución de los depósitos minoristas, que aumentaron en el Grupo en 19.371 millones. De ese importe,  ¤ 10.120 millones corresponden a España y Portugal.

Recurrencia de resultados

Un trimestre más y en la todavía complicada coyuntura económica actual, los resultados de BBVA muestran la fortaleza del beneficio operativo, apoyado tanto en la adecuada diversificación geográfica del Grupo como por negocios y segmentos.

El margen bruto –que registró de abril a junio un importe máximo histórico trimestral, 5.579 millones– ascendió en el primer semestre a 10.880 millones (+4,8%). A este positivo comportamiento contribuyó tanto el margen de intereses (+1,2%) y las comisiones, la parte más estable derivada de la relación con los clientes, como los resultados por operaciones financieras, dividendos y resultados por puesta en equivalencia.

Es significativo, en cuanto a la diversificación del Grupo, que el 46% del margen bruto ya procede de zonas emergentes con buenas perspectivas de crecimiento, mientras que el 54% restante lo aportan las economías desarrolladas.

Los gastos de explotación del semestre ascienden a 4.380 millones, un 7,1% en variación interanual. Cabe destacar que la fortaleza financiera del Grupo ha permitido mantener los planes de transformación e impulsar la inversión en planes de crecimiento en las distintas unidades. El ratio de eficiencia (40,3%) prácticamente repite el dato de los primeros tres meses del año, en línea con el alcanzado en 2009, lo que supone seguir siendo una referencia en el sector.

El margen neto acumulado, variable fundamental de la gestión, creció en el primer semestre un 3,3% interanual, hasta los 6.500 millones, confirmando la fortaleza operativa del Grupo.

Mejora de los indicadores de riesgo

El tercero de los aspectos clave de los resultados del Grupo ha sido la confirmación de las perspectivas positivas en la gestión de riesgos que ya se apuntaron al término del primer trimestre. Las entradas brutas en mora vuelven a caer –el 6,7% en el trimestre–, y sube la media mensual de recuperaciones en 2010 con respecto a 2009. Así, la tasa de morosidad del Grupo registra un comportamiento diferencial: se sitúa en el 4,2% y desciende por primera vez desde 2006. La mejora del ratio de mora se produce especialmente en los mercados que más han sufrido en la crisis, como México (3,8%), España (5,0%) y EEUU (4,3%).

Junto a la estabilización de la prima de riesgo, más sensible en aquellas franquicias con mayor repunte en trimestres pasados, el Grupo ha reforzado sus tradicionales criterios de prudencia en los saneamientos. Las pérdidas por deterioro de activos ascienden en el semestre a 2.419 millones (+24,4%) e incluyen una dotación adicional de provisiones genéricas para insolvencias en el segundo trimestre de 250 millones.

De esta forma, las dotaciones en el trimestre suponen el 40% del margen neto generado en ese periodo, lo que ha permitido elevar el ratio de cobertura, por segundo trimestre consecutivo, en dos puntos porcentuales, hasta el 61%.

La fortaleza de la cuenta de resultados del Grupo le permite contar con una sólida posición en términos de capital.

Ha vuelto a generar en el trimestre 20 puntos básicos de capital de forma orgánica, que le permite absorber el impacto de la inversión realizada para el incremento de participación en su socio chino CNCB del 10% al 15% del capital.

BBVA terminó el semestre con un ‘core capital’ del 8,1%, similar al nivel registrado en marzo. El Tier I se sitúa en el 9,2% y la base de capital en el 12,7%, estando afectados en 30 y 40 puntos básicos, respectivamente, fundamentalmente por la inversión en China.

Al terminar el primer semestre, BBVA sigue contando con plusvalías latentes en sus carteras de participaciones más líquidas de 762 millones.

Entre los más sólidos

La fortaleza financiera y la solvencia de BBVA también han quedado confirmadas en las pruebas de resistencia realizadas a la banca europea y que se publicaron el pasado viernes por el CEBS. Pese a que el Grupo no ha realizado ninguna ampliación de capital desde el inicio de la crisis, BBVA se encuentra entre los bancos más sólidos y solventes de Europa.

Los resultados confirman que BBVA es uno de los tres bancos europeos con menor impacto en sus ratios de capital, lo que obedece a que tiene un modelo de negocio con capacidad de generar resultados operativos y asegurar el pago de dividendo, incluso en los escenarios más negativos; un modelo que le proporciona recurrencia y sostenibilidad de los beneficios y que refleja una rentabilidad diferencial sobre sus activos.

Igualmente, la confirmación el pasado 14 de julio de los ratings por parte de S&P posiciona al Grupo como unas de las cuatro entidades con mejor calificación a nivel mundial.

BBVA disfruta también de una sólida posición de liquidez y financiación. El Grupo ha tenido acceso a los mercados en medio de las tensiones registradas en los últimos meses, en los que ha realizado emisiones a largo plazo por un importe de 7.599 millones de euros. Además, ha captado en el segundo trimestre depósitos retail por 19.371 millones.

El Grupo se mantiene como uno de los bancos más rentables de su grupo de referencia. Terminó el semestre con una Rentabilidad sobre Recursos Propios (ROE) del 17,9% y una Rentabilidad Sobre Activos Totales (ROA) del 0,99%.

BBVA repartió el pasado 12 de julio el primer dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2010 por un importe de 0,09 de euro por acción en efectivo.

Áreas de negocio

España y Portugal muestra un comportamiento diferencial positivo en un entorno de estancamiento y de reestructuración de una parte importante del sector. La estabilidad de las políticas comerciales de BBVA y su visión de relación a largo plazo y de vinculación con el cliente están permitiendo ganar cuota de mercado en determinados productos que son clave para la vinculación de la clientela, tales como hipotecario, comprador y cuentas corrientes y de ahorro. Los recursos en balance del área crecieron el 7,9% en el segundo trimestre (el 2,4% en el semestre).

Esta zona obtuvo un beneficio atribuido en el semestre de 1.186 millones (-2,2%), con un margen de intereses resistiendo (+0,6%), los gastos a la baja (-1,5%) y los saneamientos crediticios estabilizados (-0,6%). El área redujo su tasa de morosidad al 5%, inferior a la media del sector.

En México, el trimestre ha transcurrido en un escenario macroeconómico de progresiva recuperación que explica tres elementos muy positivos: claras señales de reactivación de la inversión crediticia, una importante mejora de las tasas de mora, cobertura y prima de riesgo, y, por último, una significativa apreciación de su divisa contra el euro. El Banco está ganando cuota en las principales rúbricas y ha reducido la tasa de mora al 3,80%.

El resultado atribuido semestral se situó en los 798 millones, con un crecimiento interanual del 0,2%, que asciende al 10,0% si se tiene en cuenta el efecto, muy positivo, del tipo de cambio.

En América del Sur, la aceleración del ritmo de crecimiento de la actividad, la defensa de los diferenciales pese a la presión competitiva, la evolución contenida de los costes, por debajo del nivel de inflación regional, y la moderación de los saneamientos, permiten que el beneficio atribuido semestral del área ascienda a 453 millones de euros (+12,9%). La reactivación de la actividad no está suponiendo un empeoramiento de la calidad de los activos del área, ya que la tasa de morosidad (2,7%) cierra por debajo del dato de marzo (2,8%), con un nivel de cobertura superior (133% frente al 132% del primer trimestre).

Estados Unidos aporta un beneficio atribuido acumulado de 144 millones (-2,1%) con una aportación muy positiva de Guaranty y crecimientos de todos los márgenes de la cuenta de resultados. En el trimestre ha continuado el proceso de construcción de la franquicia. En este sentido, se han integrado o reubicado 31 oficinas de Texas procedentes de Guaranty en otras de Compass dentro del proceso de racionalización de su red. Por su parte, se han dado importantes pasos en el desarrollo del modelo corporativo de Wholesale Banking & Asset Management.

Estados Unidos ha estabilizado los indicadores de riesgo, reduciendo el ratio de morosidad hasta el 4,3%, y subiendo la cobertura al 61,8%.

Los resultados en Wholesale Banking & Asset Management avanzan un 11,4% interanual en el primer semestre de 2010, hasta los ¤532 millones, gracias al excelente comportamiento de los ingresos más recurrentes en Corporate &Investment Banking (C&IB), a la buena trayectoria de la actividad comercial con clientes en Global Markets y a la mayor aportación de CNCB. Todo ello ha sido compatible con un descenso de la inversión crediticia, por haberse concentrado los esfuerzos comerciales en aquellos clientes de alta vinculación, rentabilidad y calidad crediticia.

Cabe resaltar que este incremento de los resultados se ha producido a pesar de una menor aportación de los provenientes de trading en mercados.

AGENDA DE EVENTOS

Espacio para mostrar la agenda si no tienen Javascript.
Ver agenda completa

BUSCADOR

Buscador
    • Desde:
    • Hasta: