• Inicio
  • Actualidad
  • Notas de prensa

08-11-2011

Presentación 'Situación España'

BBVA Research: 'Europa debe evitar que 2012 sea otro año perdido en la recuperación económica'

 logo_situacion_450.jpg

  • “Las incertidumbres sobre la resolución de la crisis de deuda soberana en Europa están teniendo un efecto negativo sobre el crecimiento económico y sobre las expectativas para los próximos trimestres”, explicó el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia
  • El incremento observado de la prima de riesgo y las expectativas de una reducción más lenta hacia niveles consistentes con los fundamentales de la economía española restarán  crecimiento al 2012
  • España crecerá previsiblemente un 0,8% en 2011. Aunque para 2012 se espera un crecimiento del PIB similar al de 2011 (1%), han aumentado considerablemente los factores que pueden hacer que el crecimiento de Europa y España derive peligrosamente hacia escenarios de riesgo con menor crecimiento o incluso recesión
  • Cada vez queda menos tiempo para implementar correctamente las políticas aprobadas en las últimas cumbres europeas y para alcanzar los objetivos de las políticas de ajuste en España, condiciones ambas en las que descansa nuestro escenario base
  • Según el economista jefe de Economías Desarrolladas, Rafael Doménech, “para reducir las tensiones financieras y aumentar la confianza en la recuperación económica es necesario que simultáneamente se resuelva la crisis de deuda soberana en Europa y que España cumpla rigurosamente con sus compromisos fiscales, avance en la reestructuración bancaria y lleve a cabo reformas estructurales más ambiciosas”

En su último número de Situación España, BBVA Research constata que la economía mundial se ha desacelerado en los últimos meses y los riesgos aumentan los sesgos a la baja debido a cuatro razones. Primero, el crecimiento económico fue menor de lo esperado en el segundo trimestre del año, principalmente en las economías desarrolladas. Segundo, la crisis de deuda soberana en Europa se ha agravado y se ha vuelto más sistémica. Tercero, se ha intensificado la retroalimentación entre los temores soberanos y la salud del sistema financiero europeo, lo que aumenta el riesgo de un impacto negativo en la actividad económica. Por último, el aumento de la aversión al riesgo ha disparado la volatilidad en los mercados financieros.

En este contexto, los indicadores de confianza y la volatilidad de los mercados financieros europeos adelantan que en el tramo final del año podría materializarse un estancamiento de la economía europea, que afectaría negativamente al hasta ahora elevado crecimiento de las exportaciones españolas, explicó el economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia.

A nivel interno continúa el ajuste de los desequilibrios acumulados en la fase anterior de la crisis, potenciado en algunos sectores por el proceso de consolidación fiscal. Así, la incipiente recuperación observada en el PIB durante los últimos trimestres se ha desacelerado e incluso podría mostrar tasas de crecimiento negativas en el cuarto trimestre de 2011.

En este contexto, BBVA Research prevé que España crezca un 0,8% en 2011. Aunque para 2012 se espera un crecimiento del PIB similar al de 2011 (1%), han aumentado considerablemente los factores que pueden hacer que la actividad económica de Europa y España derive peligrosamente hacia escenarios de riesgo con menor crecimiento o incluso recesión.

Para Jorge Sicilia, “cada vez queda menos tiempo para implementar correctamente las políticas aprobadas en las últimas cumbres europeas y para alcanzar los objetivos de las políticas de ajuste en España, condiciones ambas en las que descansa nuestro escenario base para 2012”.

Para evitar la materialización de escenarios de menor crecimiento es necesario que, simultáneamente, se resuelva la crisis de deuda soberana en Europa y que España cumpla rigurosamente con sus compromisos fiscales, avance en la reestructuración del sistema financiero y lleve a cabo reformas estructurales más ambiciosas.

BBVA Research cree que las reformas puestas en marcha hasta ahora no han sido suficientes para solucionar los problemas de la economía española, por lo que se deberá profundizar más en dichas reformas para lograr un crecimiento sostenido. A su juicio, el Gobierno que surja de las elecciones generales del 20 de noviembre deberá llevar a cabo “con urgencia una agenda sustancial y ambiciosa de reformas”, centradas fundamentalmente en tres ámbitos.

En primer lugar, por el lado de las finanzas públicas, es importante ajustar los presupuestos a la caída estructural de los ingresos, reduciendo el gasto o buscando fuentes alternativas de financiación, pero también desarrollando instituciones consistentes con la nueva regla fiscal adoptada en la Constitución, una mayor transparencia y planificación (presupuestos plurianuales) y con incentivos que promuevan el cumplimiento de los objetivos de todos los niveles de las Administraciones Públicas.

BBVA Research valora positivamente la limitación del déficit mediante la reforma de la Constitución, pero cree que el comportamiento presupuestario de la Seguridad Social y, sobre todo, de las Comunidades Autónomas puede generar dudas sobre la capacidad de las AA.PP. para cumplir los objetivos presupuestarios en 2011 y en los próximos años. La creciente probabilidad de que se presente una desviación respecto a los compromisos asumidos en términos de déficit, unido a las revisiones que se están haciendo a la baja de la actividad económica para 2012 y a la mayor probabilidad de que se dé algún escenario de riesgo, suponen que “la consolidación fiscal deberá ser más ambiciosa que la previamente estimada y debe estar preparada para corregir posibles desviaciones de ingresos”.

En segundo lugar, BBVA Research cree que se debe avanzar en la reestructuración de sistema financiero español para que produzca un proceso de desapalancamiento ordenado y se satisfaga la mayor demanda de crédito cuando la recuperación se consolide.

A juicio de BBVA Research, el proceso de reestructuración “continúa sin completarse”, dejando abierta la puerta para que algunas entidades no se encuentren preparadas para lidiar con los escenarios adversos y se mantengan sensibles a los cambios bruscos en las condiciones de mercado. Esta mayor sensibilidad puede limitar su capacidad de ofrecer crédito, en especial, en un contexto en el que los requerimientos de capital se han elevado.

En tercer lugar, el servicio de estudios considera que deben llevarse a cabo las reformas necesarias para reducir cuanto antes el desempleo y favorecer la reasignación de factores productivos hacia los sectores y empresas con mayor dinamismo y potencial de crecimiento, capaces de generar empleo estable y de calidad.

Para BBVA Research, en una economía dual como la española, existen innumerables ejemplos de excelencia empresarial a nivel internacional que están detrás del extraordinario comportamiento de nuestro sector exportador durante los últimos trimestres. Generalizar este comportamiento en el resto de empresas y sectores, liberar el enorme potencial de crecimiento de nuestra economía, y eliminar las barreras que impiden una reasignación y un empleo eficiente de recursos, en muchos casos ociosos, son retos urgentes.

Para Rafael Doménech “más que lamentarnos por lo que Europa no acaba de hacer para mejorar la situación de la economía española, debemos plantearnos qué es lo que desde España puede hacerse para resolver la encrucijada europea, cumpliendo con nuestros compromisos fiscales y adoptando medidas verdaderamente ambiciosas para potenciar el crecimiento y la creación de empleo”.

AGENDA DE EVENTOS

Espacio para mostrar la agenda si no tienen Javascript.
Ver agenda completa

BUSCADOR

Buscador
    • Desde:
    • Hasta: